Ideas de negocio, consejos, inspiración para emprender y mucho más

¿Hacemos una lluvia de ideas?

2


¿Hacemos una lluvia de ideas?

¿Sois un grupo de emprendedores que queréis montar una empresa pero no sabéis muy bien en qué puede consistir ese nuevo negocio?

¿Quieres mejorar esa gran empresa que montaste hace un tiempo para que sea todo un éxito pero necesitas una pequeña ayuda para averiguar qué es lo mejor que puedes hacer?

Ya sea para montar un nuevo negocio o para mejorar el que ya tienes, la lluvia de ideas puede serte muy útil para determinar qué tipo de empresa puedes crear o cómo puedes mejorar la que ya tienes, especialmente si trabajas en grupo, ya que, cuanta más gente haya, más ideas se podrán aportar.

¿Quieres saber cómo hacer una lluvia de ideas? Aquí te damos algunas pautas. ¡Dale rienda suelta a tu imaginación!

Cómo hacer una lluvia de ideas

Un lugar tranquilo. Antes de empezar con la lluvia de ideas, elige un lugar tranquilo y sin ruidos donde puedas concentrarte al máximo.

Elige un tema. Si, por ejemplo, quieres montar un restaurante, escribe en un papel un tema al respecto, como puede ser menú, tipo de cocina o algo similar. Después, establece un tiempo máximo de diez minutos y, durante ese período, escribe frases o palabras relacionadas con el tema que has escogido.

¡No te cohíbas! Si hay una cosa que debe evitarse a toda costa durante la lluvia de ideas es la censura. No te cohíbas y dale rienda suelta a tu imaginación y no pienses que tus ideas son absurdas o inútiles. Ten siempre en cuenta que una pequeña idea puede convertirse en algo muy grande.

Organiza las ideas. Cuando hayas terminado de escribir todas las ideas que te han surgido con respecto al tema elegido, intenta organizarlas de forma que cobren sentido. Por ejemplo, puedes agruparlas en listas de términos semejantes entre ellos. Después, relaciónalos con el tema principal. Verás como todo empieza a cobrar sentido.

¿Hacemos una lluvia de ideas?

Comparte con el grupo. Si has realizado la lluvia de ideas con un grupo de personas, al acabar de apuntarlas lo mejor es que todos compartáis lo que habéis escrito.

En estos momentos es de gran importancia respetar a todos los miembros del grupo y valorar sus ideas. No olvides que lo importante es la cantidad, y no la calidad, ya que aunque una idea parezca mala a priori, siempre puede transformarse y convertirse en una gran idea que te llevará al éxito.

Así que, coge papel y bolígrafo y escribe sobre todas esas ideas que te rondan la cabeza. ¡Verás cómo surge un gran proyecto empresarial!

Si quieres encontrar más inspiración para emprender no te marches sin echar un vistazo a estas ideas de negocio deportivas.