Trabajar de pie puede incrementar la productividad, según un estudio

0


Trabajar de pie puede incrementar la productividad, según un estudio - Diario de EmprendedoresPasar más de ocho horas sentado frente a la pantalla de un ordenador es habitual en la vida de infinidad de personas, algo que debería cambiar porque se ha demostrado que trabajar de pie puede ser muy beneficioso para la salud física y mental.

Según un estudio realizado por un equipo de la Universidad de Texas (Estados Unidos) durante seis meses, las personas que están de pie durante su jornada laboral son más productivas que aquellas que permanecen sentadas.

De hecho, trabajar de pie podría aumentar la productividad hasta en un 45 %. ¿El motivo? Que permanecer sentado durante varias horas puede aumentar la fatiga, el cansancio, los dolores musculares y la desmotivación, lo que se traduce en una disminución de la productividad.

Además, y tal como ha explicado el doctor estadounidense Gregory Garret, estar de pie ayuda al cerebro a concentrarse mejor en las tareas pendientes y a incrementar la capacidad de atención.

Cabe señalar, asimismo, que un grupo de investigadores de la Universidad de Washington descubrió, después de analizar la manera de trabajar de distintas personas en grupo, que quienes trabajaban de pie se mostraban más entusiasmados.

Esto se debe a que esta sencilla acción permite activar el metabolismo, lo que aumenta la cantidad de oxígeno que llega al cerebro, estimula las conexiones neuronales y mejora las funciones cognitivas.

Consejos para aprovechar los beneficios de trabajar de pie

Si realizas tus labores en una silla durante la mayor parte del día, te gustará saber que, para aprovechar los beneficios de trabajar de pie, no será necesario que permanezcas varias horas en esta postura.

De hecho, las personas que participaron en el estudio llevado a cabo por la Universidad de Texas solo trabajaron de pie frente a escritorios altos 96 minutos menos que los participantes que pasaron la jornada sentados.

Lo ideal, por tanto, reside en distribuir el tiempo de la mejor forma posible con la finalidad de combinar horas en la silla con momentos de pie, así como dedicar algunos minutos de la jornada a mover el cuerpo y cambiar de postura.

Para conseguirlo, lo mejor es recurrir a las mesas de oficina regulables en altura, ya que permiten realizar las labores diarias tanto de pie como sentado e ir alternando ambas modalidades sin necesidad de emplear más de un espacio de trabajo.

Trabajar de pie puede incrementar la productividad, según un estudio - Diario de Emprendedores

Los riesgos del sedentarismo

El sedentarismo, o lo que es lo mismo, el estilo de vida inactivo, puede derivar en la aparición de multitud de enfermedades crónicas, tales como diabetes tipo 2, obesidad, síndrome metabólico, presión arterial alta o dolencias cardiacas, entre otras afecciones.

Otro estudio de mercado elaborado por Lodhouse para el fabricante de accesorios de oficina Fellowes reveló que trabajar de pie en la oficina el 40 % del tiempo podría reducir a menos de la mitad los problemas de salud derivados del sedentarismo.

Es por ello que podemos afirmar que trabajar de pie también puede ser de ayuda a la hora de acabar con un estilo de vida inactivo, sobre todo si se combina con la práctica regular de ejercicio físico.

Conclusiones

Recuerda que, aunque trabajar de pie puede incrementar la productividad y reducir la probabilidad de padecer un amplio abanico de afecciones, el máximo bienestar solo se consigue alternando el tiempo entre estar de pie y sentado, cambiando de postura y dedicando unos minutos a estirar las piernas y dar un pequeño paseo.

Si trabajas en una oficina también será interesante que le eches un vistazo a nuestro post dedicado a consejos para luchar contra el sedentarismo.


Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Diario de Emprendedores
Finalidad: moderación de comentarios
Destinatarios: no se comunicarán datos a terceros
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.