Ideas de negocio, consejos, inspiración para emprender y mucho más

Y si te cogieras un año sabático

0



Muchos de los afectados por el paro en esta crisis económica entran en una fase personal de inestabilidad, inseguridad y para decirlo claro de depresión laboral. No entienden porqué tienen que ser ellos los que tengan que pagar los desmanes del capitalismo mal gestionado por unos cuantos. Nuestro mensaje a todos ellos, es que posiblemente no está tan mal esto de pasar un tiempo fuera del mercado. No se van a perder nada ocn lo cual podrían plantearse esconderse un tiempo, dedicarse tiempo a ellos, y luego volver frescos y llenos de retos, proyectos y un montón de energía.

Tendemos a tomar las cosas que nos vienen como dadas, sin llegar a reflexionar si lo que nos ocurre puede ser bueno o no. Se dice en el contexto social que llegar al PARO es algo negativo. Nos lo repiten los Medios de Comunicación constantemente, presentando noticias de largas colas de parados en el INEM como si fueran al fin del mundo o a un lugar que nadie los va a querer.

Está claro que quedarse en PARO es un auténtico drama, pero para muchos podría ser también una oportunidad. Pero hay que buscarla para tal consideración.

Estamos empeñados que tenemos que salir un viernes de un trabajo y empezar el siguiente lunes con la nueva actividad laboral. Desde que empezamos con nuestro primer trabajo, ya no paramos hasta los 65 años (bueno ahora nos quieren llevar hasta los 67 años). Y en todo este tiempo, no nos dedicamos tiempo suficiente, del que hace mella, para reflexionar sobre nuestra vida y nuestros actos. Las vacaciones no dan para tanto. Y ya no digo simplemente para disfrutar, es decir, dedicar todo el tiempo para nuestro ocio. Parece que está mal visto, sobretodo desde el entorno familiar.

Tenemos que superar dicho sentimiento de culpa o de no estar alineado con la sociedad. Y una solución a esto podría ser tomarse un año sabático. Los que lo han hecho han llegado a la conclusión de que volverían a hacerlo si dispusieran de la oportunidad. Es el caso de Miguel y Juan, que estuvieron 1 año cada uno con sus respectivas vidas alejadas de su estresante actividad laboral y recuerdan ese período de su vida como algo mágico y único.

Si te has quedado en PARO, podría ser tu oportunidad. Piensa que no te pierdes nada en cuanto a cosas nuevas que puedan pasar en el mundo laboral. Seguirá todo igual como lo has dejado. Y encima te ahorras tener que sufrir los pocos pero tormentosos procesos de selección que hay ahora. Al no haber ofertas de trabajo, las pocas son de menos retribución y de menor calidad funcional y profesional.

Tómate una año sabático y disfruta de tí. Si puedes y si no estás muy pillado con tus cargas financieras, es posiblemente la mejor de las decisiones que puedes tomar. Además, este período te servirá para reflexionar y ya verás como te haces más emprendedor. Cuanto más tiempo estés fuera del sistema, más ganas de emprender tendrás y montar por tu propia cuenta. ¡Te esperamos con tu nuevo proyecto!


Comments are closed.