Monta una escuela de Santa Claus

0


Es curioso como el carácter emprendedor te lleva a lanzar proyectos que nadie diría que tienen salida profesional. Sin embargo, el ser emprendedor es lo que te hace ser especial, confiar en las posibilidades de uno mismo y salir adelante de forma decidida con una idea y proyecto personal. Hoy os contamos lo que se puede hacer a partir de un sueño, de querer emular a alguien perteneciente al mundo de las fábulas. Y si te sirve de inspiración, entonces monta una escuela en España para ser Santa Claus.

Y nos inspiramos como hemos dicho en un caso real. En el mundo anglosajón son más propicios a lanzarse con ideas un poco fuera de lo normal, singulares, y por eso nos encontramos con multitud de oportundiades simplemente observado y aprendiendo. La escuela de Santa Claus ya existe en Canada, Estados Unidos y paises nórdicos como Noruega y Dinamarca. En España no hay nada igual.

Se trata de crear una asociación, escuela o espacio de formación a posibles futuros Santa Claus. Lo primero a destacar es que no se trata de algo efímero, sino de algo que conlleva devoción, dedicación plena y casi un seguimiento religioso en cuanto a la creencia del personje. Si bien es cierto que su actuación se produce en apenas una semana de trabajo intenso, la preparación y puesta en escena requiere de conducir una pasión y proyecto durante parte del año.

Em Estados Unidos, el coste es de 279$ por curso, con descuentos a los repetidores que cada año rondan los 100. Un simple cálculo nos lleva a estimar los ingresos generados por el curso en torno a los 50.000$ por año. No está mal cuando los márgenes en la formación son casi del 90% con lo que los beneficios se consideran muy aceptables para un proyecto de 1 persona.

En la formación, que se extiende por espacio de 8 semanas previas a la gran cita del 25 de Diciembre, se imparte los conocimientos y comportamientos básicos de Santa Claus. Desde la actitud frente a adultos y niños, a como gestionar el reparto de regalos, los tiempos de espera y juego con los niños, las disputas familiares presentes durante la llegada de santa Claus, etc, etc. Lo más importante de toda esta formación es el cuidado del personaje, su enclave en el entorno familiar y el cuidado mimoso del acercamiento a los niños.

También se hace énfasis en al vestimenta de Santa Claus. Desde la necesidad de cuidar la barba blanca, el movimiento corporal, las risas, la alegría facial, etc, las ropas, los saludos y despedidas, etc, etc.

Esto que parece parte de una película o fábula, es un proyecto que es realidad en muchas latitudes. Innova, sé creativo y adapta el proyecto a la realidad de nuestro país. Quizás no sea de Santa Claus, quizás podría ser de los Reyes Magos, o podrías incluso crear un personaje relacionado con la suerte, el optimismo y el dinamismo emprendedor.


Comments are closed.