Las Marcas volverán a tener su protagonismo y restarán poder a la Distribución

0


Las marcas volverán a reinar en el proceso de compra de los consumidores. Y lo harán porque la calidad se acaba siempre imponiendo sobre el precio. Hay muchos ejemplos y aquí vamos a comentar el proceso de la toma de decisión de los consumidores.

Y no es que estemos inventando la gran teoría económica o de marketing sobre decisiones del consumidor. Simplemente nos basamos en el sentido común que lleva a todo consumidor a querer pagar más por aquello que considera que es mejor. Y esto ya lo hemos vivido anteriormente. Quien no recuerda que pasamos de comprar en pequeños colmados para ir a los grandes centros comerciales y llevarnos de todo y de lo mejor. Y las propias tiendas creaban las secciones de gourmet ofreciendo productos de calidad superior.

Y las empresas se afanaban en lanzar productos nuevos distinguidos de los demás por las prestaciones nuevas que ofrecían. Desde coches, hasta aceites, pasando por la leche (soja, de cabra, de oveja, desnatada, etc…), los patés, la pasta fresta, etc… , es decir, todo aquello que requería elaboración propia desde la materia prima.

Y ahora debido a la crisis parece que las marcas ya no tienen nada que hacer. No estamos de acuerdo. Estas volverán a relucir todo su potencial ya que el consumidor volverá a confiar en ellas, huyendo de la mediocridad del producto generalizado o sin marca (marca propia).

Pongamos algún ejemplo para ilustrar mejor. Las maquinas de afeitar o cuchillas. Quien haya probado afeitarse con aquellos productos que se venden en centros como Lidle o Día, verá que al final no puede jugar con su físico. Es que estos productos no valen casi nada y al final uno tiene que volver a la Gillette. O lo mismo pasa con el tomate. No es lo mismo el de toda la vida (Tomate Solis) que los derivados que nos ofrecen en Mercadona y demás. O el aceite o vinagres que apenas ofrecen sabor al paladar.

Hay que confiar en empresas serias que dedican recursos a la investigación, innovación y calidad para ofrecer lo mejor de la materia prima, como es el caso de los aceites Koipe y Carbonell. O el caso de Apple Computers que lanzan gadgets tecnológicos (desde teléfonos, ordenadores, tablets, ipods, etc)  más caros pero mejores y tienen problemas para abastecer la demanda

No nos engañemos. La calidad si tiene precio y todos estamos dispuestos a pagar por ella. Otra cosa es que no se pueda y tengamos que conformarnos con productos de menor calidad para llenar el carro de la compra.

No estamos tampoco de acuerdo con el especialista de publicidad Lluis Bassat de Bassat & Ogilvy que predice que un mercado donde predomina el precio por encima de la calidad ya no se sobrepone y acaba reinando siempre el precio. Veremos como los consumidores volverán a comprar y dedicar más recursos a aquello que vale la pena porque es innato al ser humano el querer mejorar y adquirir cosas superiores.

Al fin y al cabo, los ricos que son los que siempre tienen, acaban comprando estas marcas porque simplemente son superiores.

Los emprendedores tenemos que basar nuestra prestación de servicios en la calidad que ofrecemos. Sin ella, tendremos problemas para hacernos un hueco en el mercado y apostar por calidad es apostar por innovación, creatividad y talento.


Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Diario de Emprendedores
Finalidad: moderación de comentarios
Destinatarios: no se comunicarán datos a terceros
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.