Ideas de negocio, consejos, inspiración para emprender y mucho más

Claudia, una emprendedora a los 9 años

0


Claudia, una emprendedora a los 9 añosEsta es la historia de Cláudia, una niña de tan solo 9 años pero que ya se está trabajando una preparación emprendedora.

Y todo porque tiene una pasión que quiere disfrutar y que se quiere pagar.

A Claudia le encantan los caballos. Lo descubrió a los 8 años cuando pudo montarse en el primero y ya no ha querido estar lejos de ellos.

Como sus papis no la llevan todas las veces que ella quisiera, entonces se ha planteado costearse su propias pasión.

Y lo va a hacer con su talento, que no es otro a su edad que el de dibujar. Esta es la historia de una emprendedora de 9 años de edad.

Cuando uno tiene un sueño, éste se convierte en proyecto emprendedor si se decide perseguirlo y hacerlo realidad.

Para Claudia, su deseo de querer estar cerca de los caballos le ha hecho buscar formas que pueda materializar el deseo de estar cerca de ellos.

Su talento, descubierto por ella misma, es el dibujo y puestos a sacar provecho de él, se ha propuesto montar una tienda de venta de dibujos en el portal de su vivienda.

La idea no es mala pero lo que es realmente bueno es la manera de razonar, pensar y actuar de esta niña de 9 años. Ha decidido los precios y ha catalogado en función de la calidad de los dibujos, el valor de cada uno de ellos.

Su hermana, de 8 años de edad, al ver como ella podría quedarse fuera ha intentado sumarse al proyecto. Su talento es diferente y su capacidad de dibujar es prácticamente nula.

En su reflexión de como podía aportar, se ha decidido a realizar las acciones comerciales, es decir, parar a la gente para que pare en la tienda de los dibujos de su hermana y persuadirlos para que compren.

Independientemente de que puedan vender muchos o pocos dibujos, lo curioso de esta historia es lo que posiblemente pasa por la mente de estas dos niñas.

Su capacidad de emprender se convierte en una forma natural de comportarse, sabiendo que cualquier cosa que puedan anhelar dependerá del fruto de sus propias acciones.

Deberíamos tratar de extender este tipo de actitud y mentalidad entre nuestros jóvenes. No se trata solamente de que monten una empresa o negocio, que cuantos más mejor, sino que tengan iniciativa y valoren que las cosas se pueden conseguir si hay esfuerzo, pasión y dedicación.

¡Suerte Claudia con tu tienda de dibujos! En unos años quizás tengas algo grande de la que nos podamos fijar y poner como ejemplo de tenacidad, compromiso e ilusión, esencial en los valores emprendedores.

Claudia, una emprendedora a los 9 años

Claudia, una emprendedora a los 9 años

 

 

 

 

Te presentamos el Dossier de Educación Emprendedora. Es un programa de fácil aprendizaje por parte de cualquier alumno.

En apenas unas horas de trabajo, el alumno adquirirá los elementos que le permitirán conocer el mundo emprendedor. Y nadie le podrá parar con los valores emprendedores.

En el mismo se dan las técnicas, herramientas y desarrollo de habilidades para que tu hijo o hija tenga las capacidades emprendedoras y que el día de mañana disponga de la opción de emprender y crear su propio proyecto. De hecho, se inventará su puesto de trabajo y posiblemente el de muchos más trabajadores.

Es un programa práctico y aplicable a cualquier alumno de Primaria, Secundaria, Bachillerato, Formación profesional y Universidad.


Comments are closed.