El pánico en la Bolsa nos traerá fusiones bancarias

0


Este mes de Julio y Agosto será recordado en este país por el nacimiento de una nueva reordenación bancaria. A modo de New Deal o Pactos de la Moncloa, este período será recordado en tertulias políticas y estudiado en escuelas de negocio como la concentración bancaria de principios de siglo.

Y es que los vaivenes bursátiles, a pesar de desatar el pánico vendedor y de hundir las Bolsas, ha lanzado un mensaje claro de que para crecer en la actual coyuntura económica, los bancos solo tienen una opción: fusionarse o comprar otros. Atrás ha quedado ya la posibilidad de subir comisiones o apostar por el crecimiento orgánico de las actividades bancarias. La economía española no da para más y va a estar medio dormida unos cuantos años con lo hay que mover ficha para soportar cada vez más los costes de financiación y los costes de eficiencia bancaria.

En esta crisis global, los bancos necesitan músculo financiero y es necesario  engordar los recursos propios y de solvencia. Anteriores y recientes crisis han borrado del mapa bancario español a las cajas de ahorros. No queda ninguna. Ahora toca el turno a los bancos que tendrán que conjuntar operaciones y buscar su sitio en el mercado.

Los altos directivos que realmente deciden de cada banco, son apenas 4 en cada uno de ellos, tienen que ser rápidos y valientes. De lo contrario podrán ser sorprendidos. Se ha acabado la paz y pactos informales. Hay que correr…..porque al estar todos en Bolsa, las compras (OPAS) se sucederán, amistosas o no, y las entradas en el accionariado por parte de nuevos accionistas llevará a un proceso de concentración. La banca está barata en Bolsa y hay que aprovechar. Bankinter, Sabadell, Popular y no digamos BBVA están a tiro de OPA. Y aunque suba la Bolsa y encarezca un poco el precio final, sigue estando barato adquirir cualquiera de los bancos mencionados. Además, volveremos a tener vaivenes del IBEX de 2.000 puntos con lo que las oportunidades se sucederán. Este comportamiento bursátil va a ser la tónica recurrente en períodos cada vez más cortos con oscilaciones pronunciadas cada 18 meses.

Entre las quinielas que prevemos, se encuentra Bankinter y Popular. Ambos bancos tienen los días contados para ser protagonistas de una bonita historia.


Comments are closed.