5 aspectos legales claves para tu Startup

0


Emprender no es una tarea fácil, supone un largo camino y requiere mucha perseverancia y dedicación. Existen muchos aspectos que deben tomarse en cuenta  a la hora de desarrollar nuestro modelo de negocio y planificar las bases sobre las cuales construiremos nuestra Startup.

En este artículo hablaremos sobre 5 aspectos legales que considero son fundamentales, no para el éxito de la empresa, pero para garantizar en la medida de lo posible una mayor seguridad jurídica en nuestra actividad diaria.

Firma y lee contratos

Como empresarios debemos desarrollar nuestra actividad rigiéndonos por principios de confianza y buena fe, no obstante, en el mundo de los negocios, lo que cuenta es lo que está escrito, por tanto, cada relación comercial o profesional que cerremos con nuestra Startup, debe estar regulada en un contrato firmado por ambas partes. A su vez, es esencial que leamos los contratos que nosotros firmamos. Debemos ser responsables de nuestras acciones y saber cuáles son las condiciones bajo las cuales entablamos una relación, ya sea con un proveedor, colaborador o cliente.

Cumple la Normativa de Servicios de la Información y Protección de Datos

La actividad de la mayoría de Startup se realiza a través de Internet. Ya sea si tu empresa es una tienda online, una plataforma de servicios tecnológicos, una red social o cualquier otra actividad que se desarrolle online, debes cumplir ciertos requisitos legales, principalmente relacionados con la Ley de Servicios de la Sociedad de Información y Comercio Electrónico (LSSICE) y la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD).

Es fundamental cubrir estos requisitos legales al iniciar nuestra actividad, ya que su incumplimiento puede acarrear serias sanciones que podrían poner en peligro la supervivencia de nuestra empresa.

Protege tus activos inmateriales (Registra tu marca)

En la etapa inicial de tu Startup, el principal objetivo es darte a conocer, que tus clientes conozcan tus productos o servicios y que asocien tu nombre a una actividad determinada. Sabemos que la ideas no se pueden proteger, pero los activos inmateriales como lo es una marca, sí. Esta protección se puede realizar de una forma muy sencilla, registrando tu Marca ante la Agencia Española de Patentes y Marcas (OEPM). Además, dependiendo de los objetivos de tu Startup y tus previsiones de expansión, también es posible registrar tu Marca a nivel comunitario, mediante el registro de la Marca ante la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI).

Pacto de Socios

Si estás desarrollando un proyecto en equipo, regula tu relación con tus socios firmando un Pacto de Socios. El Pacto de Socios es un contrato privado que, sí se ha elaborado correctamente y acorde a los objetivos del proyecto, puede evitar situaciones desagradables en el desarrollo y crecimiento de la Startup.

En este documento puede regularse el rol y las funciones que tendrán cada uno de los socios, así como la aportación que realizarán al proyecto, además de prever que pasará en determinados supuestos, como por ejemplo, regular la entrada de inversores.

Asesórate

Es fundamental prever los aspectos legales y fiscales que supondrá nuestra actividad, debemos saber cuáles son nuestras obligaciones como empresa, tanto ante organismos públicos (hacienda, seguridad social, etc) como ante nuestros clientes y terceros.

Muchas veces el emprendedor cree poder abarcar todos los aspectos de su negocio, lo cual no es posible, debemos reconocer nuestras limitaciones y buscar asesoramiento profesional cuando es realmente necesario.

Algunos de estos puntos antes señalados podrán parecernos obvios, pero es importante llevarlos a la práctica, de esta forma, tendremos una mayor seguridad en el desarrollo de nuestra actividad. Los problemas se pueden evitar, siempre y cuando se prevean y se actúe de conformidad a nuestros objetivos.

Artículo escrito por Pablo Mancía

Abogado

www.delvy.es

Twitter: https://twitter.com/Delvy_Asesores


Comments are closed.