Domicilio fiscal y domicilio social: en qué se diferencian

0


Domicilio fiscal y domicilio social: en qué se diferencian - Diario de EmprendedoresSi estás pensando en crear una empresa o en darte de alta como autónomo, es importante que, primero, conozcas las principales diferencias entre el domicilio fiscal y el domicilio social.

Y es que ambos, en caso de sociedades de capital, tienen acepciones e implicaciones diferentes.

Para poder explicar ambos conceptos, hemos consultado al equipo de asesores fiscales en Sevilla de Grupo 44, quienes, a continuación, han detallado y determinado las diferencias entre un tipo de domicilio y otro.

¿Qué es el domicilio social?

El domicilio social hace referencia a las empresas de manera exclusiva. Cuando creas una sociedad, debes incluir el domicilio social en la escritura pública que se entrega ante el notario.

De esta forma, una vez quede inscrita la empresa en el Registro Mercantil, cualquier persona puede identificar dónde se encuentra localizada.

El artículo 9 de la Ley de Sociedades de Capital dispone lo siguiente en relación al domicilio social:

“Las sociedades de capital fijarán su domicilio dentro del territorio español en el lugar en que se halle el centro de su efectiva administración y dirección, o en el que radique su principal establecimiento o explotación”.

Además, dispone que todas aquellas sociedades cuyo capital principal o explotación se halle en territorio español, deberán tener su domicilio en España.

Domicilio fiscal y domicilio social: en qué se diferencian - Diario de Emprendedores

¿Qué es el domicilio fiscal?

Por otro lado, la Agencia Tributaria define domicilio fiscal como la localización determinada por la empresa para sus relaciones con la Administración tributaria, y la que se determina como la adscrita a una oficina tributaria determinada, es decir, el lugar físico en el que se reciben las notificaciones tributarias de la Administración.

En este lugar es donde se establece legalmente la persona física o jurídica y, desde el cual, se hace frente a todas las obligaciones y derechos fiscales.

Las empresas o autónomos establecen su domicilio fiscal a través del modelo 036, y solo a través de este mismo procedimiento puede ser modificado.

¿Cuáles son entonces las principales diferencias entre el domicilio fiscal y el domicilio social?

La principal diferencia entre el domicilio fiscal y el domicilio social reside en que el domicilio social solo se aplica a las personas jurídicas mientras que, el domicilio fiscal, se aplica también a las personas físicas. De hecho, suele ser habitual que, en el caso de las empresas, ambos domicilios coincidan.

Por otro lado, cada domicilio está regulado por leyes diferentes: el domicilio social está regulado por la Ley de sociedades de capital y, el domicilio fiscal, por la Ley General Tributaria.

Por esta razón, mientras que el domicilio social es de conocimiento público, la dirección fiscal pertenece al ámbito privado.

Esperamos que este artículo te haya sido de gran utilidad y, si este tipo de cuestiones se te escapa de las manos, no olvides contar con profesionales en la materia para ayudarte y asesorarte en todo lo que necesites.


Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Diario de Emprendedores
Finalidad: moderación de comentarios
Destinatarios: no se comunicarán datos a terceros
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.