Ideas de negocio, consejos, inspiración para emprender y mucho más

PYME o autónomo, ¿cuáles son las diferencias?

0


PYME o autónomo, ¿cuáles son las diferencias? - Diario de EmprendedoresSi has decidido montar tu propio negocio o proyecto y ser emprendedor, saber si debes convertirte en PYME o autónomo será una de las principales dudas que te asaltarán en el inicio de tu aventura.

Es por ello que, a través de este post, hablaremos sobre las diferencias más destacadas entre Pequeña y Mediana Empresa (PYME) y autónomo con el fin de ayudarte a elegir la opción que mejor se adapte a ti.

Recuerda, no obstante, que antes de decidir si serás PYME o autónomo, será fundamental que sepas cómo conseguir financiación, ya que solo así tendrás la oportunidad de poner en marcha tu proyecto emprendedor.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de ser autónomo o empresa

El IVA y el IRPF y otros impuestos, así como la inscripción en el Registro Mercantil, son algunos de los aspectos a valorar por los emprendedores que tienen dudas acerca de ser PYME o autónomo.

Los impuestos

Si te surgen dudas entre emprender siendo autónomo o abrir un negocio constituyendo una PYME, es probable que saber cuáles son los impuestos aplicables a cada caso te resulte útil para tomar una decisión.

En este sentido, cabe señalar que los autónomos deben presentar la autoliquidación del IVA (21 %) cada tres meses y también de forma anual, así como pagar el IRPF también de manera trimestral, un impuesto que supone un 15 % de los ingresos obtenidos.

Las PYMES, por su parte, también tienen la obligación de declarar el IVA, un impuesto que se complementa con las actividades económicas y con la Declaración de Operación a Terceros, aunque esta última solo se presenta una vez al año.

En el caso de las empresas y sociedades, el IRPF se sustituye por el Impuesto de Sociedades, el cual asciende a un 25 % en lugar del 15 % que deben abonar los autónomos.

A pesar de que a simple vista ser autónomo parece más rentable que apostar por una PYME, ten en cuenta que los primeros solo se pueden desgravar el 50 % de los gastos relacionados con su actividad, mientras que ese porcentaje alcanza el 100 % en el caso de las sociedades.

Tampoco hay que olvidar la cotización del autónomo, una cuantía que autónomos y PYMES deben abonar todos los meses y que se suma al resto de gastos.

El Registro Mercantil

Si decides ser PYME en lugar de autónomo, tendrás la obligación de darte de alta en el Registro Mercantil.

Pese a que este proceso tiene un coste económico, son muchas las marcas y empresas que prefieren trabajar con sociedades que forman parte de dicho Registro porque les generan más confianza y seguridad.

PYME o autónomo, ¿cuáles son las diferencias? - Diario de Emprendedores

El Plan General Contable (PGC)

En la actualidad, todas las PYMES deben ajustarse al Plan General Contable (PGC), un manual que regula la contabilidad de todas las sociedades del país y reúne la normativa que se aplica a las empresas españolas.

El Plan General Contable fue diseñado para que todas las sociedades registren los movimientos económicos que llevan a cabo y su actividad sea transparente y fiel a la realidad.

Los autónomos, por su parte, no están obligados a llevar una contabilidad que esté regulada por el Plan General Contable, ya que tan solo tienen la obligación de disponer de un libro de registro de ingresos, un libro de registro de gastos y otro manual que incluya los bienes de inversión.

Como ves, existen diferencias entre las PYMES y los autónomos que todos los emprendedores deberían conocer antes de sumergirse en el mundo empresarial.

Si eres emprendedor y quieres ahorrar dinero y reducir gastos todos los meses, no te olvides de tomar nota de algunos consejos para ahorrar energía.


Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Diario de Emprendedores
Finalidad: moderación de comentarios
Destinatarios: no se comunicarán datos a terceros
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.