Lean Startup, la nueva metodología empresarial para alcanzar el éxito

0


Lean Startup, la nueva metodología empresarial para alcanzar el éxito - Diario de EmprendedoresHasta el momento, de todos los proyectos empresariales que iniciaban su andadura en el mercado, tan solo el 10 % sobrevivían, y de ellos el 66 % lanzaban al mercado un producto o servicio que nada tenía que ver con el original.

Tradicionalmente, la forma de concebir un proyecto era en la oficina, haciendo un plan de negocios, solicitando financiación y lanzando el producto al mercado.

Sin embargo, la metodología Lean Startup ha dado un giro de 180 grados a este concepto tan arcaico, ha hecho el proceso mucho más eficiente y ha reducido el riesgo asociado al lanzamiento de cualquier proyecto innovador.

Imagínate por un momento ese porcentaje de fracaso asociado a la manera tradicional de emprender en cualquier otra faceta de la vida.

Por ejemplo, imagina que el 90 % de los estudiantes fracasan, o que el 90 % de los envíos postales no llegan a su destino, o que el 90 % de los ordenadores se estropean a los tres años… Con esos porcentajes de fracaso el mundo sería un caos, ¿no crees?

Sin duda, la metodología Lean Startup es una auténtica evolución en el mundo de la empresa. El concepto fue acuñado por Eric Ries, aunque su origen proviene de Japón, en concreto de las teorías de Lean Manufacturing de Toyota.

De manera tradicional, la filosofía Lean aplicada a los procesos productivos pone su foco en eliminar cualquier tipo de desperdicio. El caso más común suele ser el de eliminar los stocks intermedios entre procesos que casi todas las plantas de producción tienen.

Con esta metodología de producción, lo que se consigue es realzar todas aquellas actividades que realmente aportan valor a la cadena de producción eliminando, de esta forma, todo aquello que es superfluo y genera gastos innecesarios.

¿Qué es la metodología Lean Startup?

Este concepto tradicional de Lean, aplicado al caso concreto del lanzamiento de nuevas empresas al mercado, es lo que ha dado lugar a lo que en la actualidad conocemos bajo el término de Lean Startup, una metodología que, según nos afirma el equipo de asesores en Sevilla de Asinpe, “no es solo una evolución en el mundo de las startups y el emprendimiento.

Las grandes compañías en general son lentas y poco flexibles en la toma de decisiones, y todas ellas acabarán viéndose superadas por empresas más jóvenes y ágiles que aceleran, mediante este método, la validación de un producto o servicio. Y todas estas empresas se gestionan a partir de los principios de Lean Startup”.

Aprendizaje válido, experimentación e iteración son los tres pilares en los que se apoya la metodología Lean Startup, la cual tiene como objetivo reducir el riesgo en el lanzamiento de nuevos productos y servicios teniendo siempre en el punto de mira al cliente, quien será la clave para hacer que todo sea mucho más rápido y menos costoso.

Pero, para ello, la experimentación es la herramienta que transforma las hipótesis iniciales en hechos al hacer que el aprendizaje sea el pilar sobre el que construir el modelo de negocio, producto o servicio.

Y con experimentación nos referimos a lanzar cuanto antes las ideas al mercado en forma de prototipos, entrevistas, productos mínimos viables (MVP)… con el objetivo de testear las hipótesis del negocio y convertirlas en hechos fehacientes.

De esta manera, la estrategia va aflorando conforme mayor conocimiento del mercado se obtiene, lo que hace que se declinen aquellas hipótesis falsas y se pivote respecto a la idea inicial proponiendo alternativas cada vez más próximas a la estrategia óptima para el negocio.

Sin duda, la metodología Lean Startup transforma la estrategia empresarial para siempre. Por esta razón, todo experto en administración de empresas debe entender, asimilar y, bajo nuestro punto de vista y experiencia, aplicar.

Ciclo de la metodología Lean Startup

El ciclo, definido por Eric Ries en el libro The Lean Startup y mejorado por la escuela de negocios ThePowerMBA, que intenta adaptar al proceso real de creación de un modelo de negocio, es el siguiente:

Lean Startup, la nueva metodología empresarial para alcanzar el éxito - Diario de Emprendedores

Hipótesis

Consiste en, partiendo del problema que detectamos en nuestros clientes, buscar soluciones. El principal error de los emprendedores es que cuando tienen una solución, se lanzan a construir el producto sin haberlo comprobado con anterioridad.

Para poder valorar si esa solución tiene mercado necesitamos validarla. Lo más común es entrevistas con clientes potenciales en las cuales no mostramos la solución hasta el final. D

e este modo, podemos analizar qué otra solución le daría el cliente potencial porque no nos debemos enamorar de nuestra solución, tal vez no sea la correcta, así podremos valorar múltiples opciones.

Experimentos MPV

Los experimentos con MPV (Mínimo Producto Viable) consisten en crear una primera versión de nuestro producto sin todas las funcionalidades (front page), ya que la interacción con los clientes potenciales nos permitirá incorporar nuevas funcionalidades y aprender qué necesita el cliente.

Lean Startup, la nueva metodología empresarial para alcanzar el éxito - Diario de Emprendedores

Medir y obtener insight

Para completar nuestro producto y añadirle nuevas funcionalidades, debemos medir el impacto de la primera versión, previamente difundida a clientes potenciales. Los ratios más comunes de medida son:

  • Cuántos clientes se dan de baja.
  • Cuántos clientes nos recomiendan en su círculo.
  • Cuántos vuelven a comprarnos.

También en este apartado hay que saber medir y no cegarnos con métricas de ventas totales o visitas a la web, porque si no estamos diseñando bien nuestro producto solo nos comprarán una vez y perderemos al cliente y nuestro negocio.

Seguir y pivotar

Después de realizar todo el proceso, viene la toma de decisiones. Es en este momento cuando tenemos que validar si la hipótesis (problema-solución) ha sido correcta o si, por el contrario, debemos pivotar y empezar desde el principio otra vez.

Está demostrado que los proyectos que siguen la metodología Lean Startup tienen un índice de éxito mayor que los que siguen la manera tradicional. ¿Necesitas más razones para llevarla a cabo?

Por último, no olvides que nunca debes enamorarte de tu primera solución. El trabajo del emprendedor está lleno de fracasos, pero no por ello debes dejar de pivotar porque eso es, y será siempre, parte de tu ADN.


Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Diario de Emprendedores
Finalidad: moderación de comentarios
Destinatarios: no se comunicarán datos a terceros
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.