La tecnología al servicio de la empresa

0


La palabra tecnología procede de la palabra griega Tékhne que significa conocimiento útil y   ciencia. Es por ello que la tecnología no deja de ser una herramienta al servicio de las personas. Es cierto que en plena revolución digital esto es difícil de entender, no obstante hay que tener en cuenta que la tecnología ha evolucionado más deprisa que la humanidad y por eso ha llegado a provocar problemas sociológicos como la adicción a los videojuegos, al móvil o a internet. Todas estas enfermedades modernas no tienen su razón de ser en la tecnología sino en la persona humana.

Si la tecnología está al servicio de las personas también lo esta al servicio de la empresa. No es un error pensar que las empresas deben adaptarse a los nuevos tiempos y aun menos creer que para enfrentarse a la emergente economía global deben utilizar y aplicar todos los avances en sistemas informáticos y de telecomunicaciones para poder seguir creciendo sin grandes inversiones. Nos guste o no, las denominadas TIC (tecnologías de la información que abarcan los equipos y aplicaciones informáticas y las telecomunicaciones) han aterrizado en nuestras vidas, usarlas o no es sólo una cuestión de tiempo. Es cierto que no son la solución a la crisis por la que están pasando muchas empresas, pero pueden ayudar a mitigarla reduciendo los gastos y optimizando recursos. Con los nuevos avances de las telecomunicaciones se pueden alcanzar metas que antes eran inviables para la empresa pequeña;  como por ejemplo expandirse sin necesidad de abrir sucursales gracias a la videoconferencia.

El uso de un sistema de videoconferencias en cualquier empresa, conlleva una disminución de costes logísticos (transportes, dietas, taxis, alojamientos, etc.) al evitarse traslados para mantener reuniones con un partner o cliente. Las nuevas tecnologías permiten reducir estos gastos hasta un 20% y además facilitan el teletrabajo mejorando la productividad de los empleados, agilizan la toma de decisiones, mejoran la comunicación entre sedes, etc. Ejemplos de cómo la videoconferencia puede ayudar a las empresas son el caso de la empresa Pista Cero o Tevisito TeFelicito, ambas han podido expandir sus negocios sin repercutir en costes por desplazamientos.

La inversión de estos servicios telemáticos en las empresas está creciendo cada año un 10% debido a los avances en la evolución de la videoconferencia. A día de hoy es posible realizar reuniones con conversaciones múltiples, compartir la información visual de la pantalla, conectarse desde cualquier otro dispositivo incluyendo dispositivos móviles y todo en una tecnología HD que se adapta a la banda ancha de los usuarios sin perder calidad de imagen.  El inconveniente era que en algunos casos la inversión empresarial para un sistema de videoconferencias era excesivamente costosa. No obstante, Oigaa Meeting ofrece equipos de sala a bajo coste y unas reducidas cuotas mensuales que se adaptan a las necesidades de uso de la empresa, lo que ayuda a que el ROI se confirme en pocas semanas. El servicio de videoconferencias OIGAA Meeting ganó el premio “Product of the Year 2011” otorgado por la prestigiosa revista “Unified Communications Magazine”.

Como veníamos diciendo la tecnología está al servicio de las personas y de las empresas. Invirtiendo en tecnología una empresa puede aumentar su marco de beneficios al bajar la partida de costes y también expandirse sin grandes costes ocasionales. Creo que es hora de perder el miedo a las nuevas tecnologías, las tenemos al alcance de la mano y si sabemos utilizarlas no pueden más que traernos alegrías.

 

 


Comments are closed.