El interés por la formación on-line crece un 300 %

0


El interés por la formación on-line crece un 300 %El número de estudiantes universitarios que demandan másteres on-line ha crecido un 300 % en los últimos dos años, según datos del Ministerio de Educación, y la búsqueda de cursos on-line en Internet ha aumentado un 200 % desde 2008, según la plataforma especializada en cursos Emagister.

Las exigencias del mercado laboral y la flexibilidad, cada vez más demandada y valorada, sitúan a la modalidad de enseñanza on-line como el medio de impulso para las carreras de grandes profesionales.

Es incuestionable que la formación on-line está en auge, tal y como podemos ver a través de escuelas como ENEB, una escuela a la vanguardia en las últimas tecnologías en formación a distancia.

Cada vez son más los estudiantes que apuestan por la formación on-line, muchos de ellos porque pueden compaginar los estudios con su trayectoria profesional, o incluso con otro tipo de formación presencial. Sin lugar a dudas, una gran evolución desde que, a finales de los años 90, el e-learning diera sus primeros pasos.

Por aquel entonces la formación no presencial era más limitada, con plataformas web que básicamente contenían archivos digitalizados.

La formación on-line es cada vez más amplia y variada

La formación a distancia ha adquirido mayor relevancia durante la última década, al tiempo que ha evolucionado su calidad tanto en enseñanza como en contenidos.

Y es que, a día de hoy, las grandes empresas apuestan por este tipo de formación al ofrecer evidentes ventajas respecto a la formación presencial: mayor flexibilidad para adaptarse a los horarios laborales con contenidos permanentemente disponibles, mismos estándares de calidad que la formación presencial, innovación constante a través de las nuevas tecnologías, mayor autonomía, networking en la red de alumnos que acostumbra a ser más extensa que la presencial, ahorro de tiempo en desplazamientos y mejoría de precios al abaratar costos asociados a la formación presencial.

Según el sitio web e-Learning Industry, en 2013 se estimó el mercado de la formación on-line en 56.000 millones de dólares, mientras que la estimación de 2015 fue de 112.000 millones, un crecimiento exponencial que marca la formación on-line como la nueva tendencia escogida por muchos estudiantes a la hora de formarse.

El interés por la formación on-line crece un 300 %

Más recientemente, un informe realizado por la Cumbre Mundial para la Innovación en Educación promovido por la Fundación Qatar constataba que, según el 43 % de los encuestados, los contenidos on-line serán la principal fuente de conocimiento en el año 2030.

Y es que este crecimiento de la formación e-learning viene acompañada por el crecimiento de dispositivos móviles que ayuda a la formación on-line. En 2017, dos mil millones de personas accederán a internet vía móvil (1/3 de la población mundial).

De hecho, según el estudio Grade Level – Tracking Online Education in the United States elaborado por Babson Survey Research Group sobre la educación online en los Estados Unidos en 2014, el porcentaje de expertos en educación que otorgan a los estudios on-line una calidad igual o superior a los presenciales es del 74,1 %.

ENEB, referencia en formación on-line

El interés por la formación on-line crece un 300 %La Escuela de Negocios Europea de Barcelona (ENEB) es un centro de enseñanza que apuesta por la formación 100 % on-line y que está especializado en formación de Máster y Posgrado de alto rendimiento, basada en metodologías pedagógicas a distancia de carácter internacional tanto en España como en Latinoamérica.

Solo en 2015, ENEB matriculó a más de 4.500 alumnos repartidos en 27 países: España, Alemania, Italia, Rumania, Inglaterra, China, Brasil, Argentina, Venezuela, México, Colombia, Estados Unidos, etc.

Una poderosa y creciente red de networking de la que también se benefician todos los miembros de su comunidad a través del campus virtual al poder establecer relaciones profesionales con cualquier miembro de la red ENEB.


Comments are closed.