Ideas de negocio, consejos, inspiración para emprender y mucho más

¿Por qué gastamos tanto?

0


¿Por qué gastamos tanto?Aunque intentemos ahorrar por todos los medios, siempre hay cosas que se nos escapan y que, aunque parezca que no nos hacen gastar más, nuestro bolsillo lo nota.

Y es que nosotros no solo queremos que te conviertas en un emprendedor, ¡sino en el mejor del mundo!

Por ello, saber en qué gastas el dinero y qué hacer para ponerle solución no solo te ayudará a ahorrar en casa y a poder invertir más en tu negocio, sino que, además, te hará ver que siendo observador y utilizando determinadas tácticas es posible conseguir muchas cosas. ¡Hazte emprendedor ahorrador!

La comida

Hay personas que piensan que yendo una vez al mes al supermercado y llenando dos carritos hasta arriba no tendrán que volver a comprar hasta pasados 30 días y que así ahorrarán grandes cantidades de dinero. ¡Error!

Comprando en exceso solo se consigue una cosa: tirar enormes cantidades de alimentos que, con el paso de los días, se ponen malos, lo que al final se convierte en dinero tirado a la basura.

Para ponerle remedio a esta situación, lo mejor es que hagas la compra una vez a la semana y te lleves una lista al supermercado donde hayas apuntado todo lo que necesitas para no pasarte. Otra opción es comprar productos que puedas congelar, ya que así durarán mucho más tiempo.

Los aparatos tecnológicos

Parece mentira, pero un aparato electrónico que acaba de salir al mercado será mucho más barato pasados unos pocos meses.

Y es que, debido a lo rápido que avanza la tecnología, lo que hoy cuesta un potosí es en poco tiempo mucho más económico debido a que ya se estará preparando una nueva versión. Por ello, si quieres comprarte un teléfono móvil, una videoconsola para tu hijo o algo similar lo mejor es que esperes unos pocos meses.

El precio habrá bajado considerablemente y el aparato tendrá la misma calidad que el primer día en el que se puso de venta al público.

¿Vas al gimnasio?

Hay muchísima gente que se apunta al gimnasio, paga barbaridades y luego prácticamente no va. En estos casos, puedes hacer dos cosas: o desapuntarte y salir a correr por la calle, que es gratis o, si te gusta acudir al gimnasio pero te da mucha pereza, puedes apuntarte con un amigo, ya que cuando se acude con otra persona siempre se va más motivado y uno apoya al otro. Además, es mucho más divertido.

Como ves, a veces, aunque no gastemos más de la cuenta no nos damos cuenta y estamos tirando el dinero en cosas que tienen una solución muy sencilla. Solo es cuestión de que te fijes en esos pequeños detalles que no solo caracterizan a los grandes ahorradores, sino también a los mejores emprendedores.


Comments are closed.