Tengo 27 años y ya tengo mi empresa: lovelydamars

0


Hola, mi nombre es Marta Lucena Moreno. Tengo 27 años y soy de Málaga. Quería hablaros un poco a lo que dedico mi vida y como llegue a ser lo que ahora se llama “Emprendedor”.

Mi marido Daniel y yo entramos en el mundo del perro por casualidad, con la llegada a casa de una cachorra de Basset Hound a la que llamamos Wila. Ella nos hizo adentrarnos en las exposiciones caninas, y pronto nos dimos cuenta de que este mundo además de ser apasionante, era muy desconocido, con un potencial increíble y lleno de posibilidades. Yo había pasado de doblar ropa y trabajar una jornada de 8 a 10 horas diarias a estar en paro. Comencé una tarde a hacer broches de fieltro para ocupar las largas horas del día y colgué unas fotos en mi muro de facebook.

Pronto llegaron los “me gusta” y los comentarios de mis amigos diciendo que les encantaban. Una chica pregunto que si sería capaz de hacer un broche de la raza Basset Hound (La raza con la asistimos a las exposiciones caninas, y de la que finalmente nos hicimos criadores). Pronto le contesté diciendo que lo intentaría, y aunque nadie lo sabía, yo no había cosido en mi vida. Pero le eché valor y saque un patrón de una de las fotos de mis perras y esa misma tarde lo tenía terminado. Causó sensación entre los propietarios de la raza y aunque parezca increíble, vendimos muchas unidades.

Rápidamente empezaron a llegar pedidos a mi bandeja de entrada, nos solicitaban de todas las razas y eso fue un reto, algo inesperado para mí. No me había planteado dedicarme a esto; la costura no era para nada algo que me llamaba la atención, pero poco a poco fui mejorando los broches y las piezas que hacía. Los mensajes de la gente eran positivos siempre y los pedidos empezaban a llegar de todas las partes del mundo. Incluso personas que tenían tiendas y estaban interesados en mis complementos para venderlos en ellas. Eso me hizo empezar a valorar lo que hacía y hacer de esto mi trabajo. Cree una página en facebook y un Blog  “Lovelydamars.blogspot.com”.

Contraté a profesionales para que diseñaran el Logo y la web y finalmente la hemos inaugurado: www.lovelydamars.com.

En un par de meses estará totalmente terminado nuestro nuevo proyecto de abalorios de razas de perros en pulseras y colgantes. Solo la presentación de uno de los abalorios ha tenido una aceptación impresionante. Hemos puesto todas nuestras ilusiones, ahorros y esfuerzos en este nuevo proyecto que pronto estará disponible para nuestros clientes y esperamos que nos haga llegar definitivamente a un público más extenso.

Los clientes mantienen vivo mi pequeño negocio, eso es cierto. Llego a ellos a través de las redes sociales y muchos de los compradores nos conocen también de las exposiciones caninas a las que llevamos asistiendo más de cinco años y en las que somos conocidos a nivel mundial por nuestros éxitos conseguidos con la raza Basset Hound, la que  criamos y presentamos en las Exposiciones con el Afijo De Wila Damar.

Nuestras perras, han sido portada en la revista más importante a nivel nacional sobre perros:” El Mundo del Perro”. Han formado parte de muchísimos artículos sobre la raza. Una de ellas ha sido imagen de una campaña en un catálogo de una importante cadena de ópticas. Todas han conseguido muchos títulos Nacionales e Internacionales, pero el más importante ha sido el de ¨Adra¨, ejemplar de nuestro afijo que el pasado año consiguió el título de “Campeona Joven del Mundo”, obtenido en la maravillosa ciudad de Paris.

Por eso empiezo diciendo que mi mundo es… el Mundo del Perro.

Todo está conectado entre sí. Mi día a día en el cuidado y mantenimiento de nuestros perros y mi trabajo dedicado a hacer complementos personalizados de razas de perro. Los fines de semana viajando por medio mundo con nuestros perros en las exposiciones caninas y con la suerte de que nuestros mejores amigos también pertenecen a este precioso mundo.

Todo eso hace que para mi ¡¨mi mundo¨ sea maravilloso!

1º.- ¿Qué te llamo la atención de ser emprendedor? ¿Naciste o te hiciste emprendedor?

La palabra emprendedor tiene un significado muy amplio, y de este término me llaman la atención muchas cosas.

Cuando descubres que puedes ser un emprendedor, te embarcas en un mundo lleno de posibilidades. Te sorprende que tus ideas cuenten y que se puedan hacer realidad. Empiezas un proyecto sin llegar a ser consciente realmente de que lo estás haciendo. Esto significa que el trabajo empieza por la mañana y puede durar hasta bien entrada la madrugada, que tienes que estar al día en todos los aspectos de la vida, sobre todo al que dedicas tantas horas de trabajo.

Hay que ser muy positivo y tener buen “karma”, para que tu idea, tus sueños y proyectos no se vengan abajo. También creo que hay que tener en cuenta que llegaran momentos duros y que los consejos de personas bien intencionadas hay que tratarlos con intuición y no dejar que te influyan negativamente y te aparten del camino trazado.

¿Nacer emprendedor? Sinceramente no. Creo que la vida ha hecho que yo sea una persona emprendedora y he sabido mantener este adjetivo cerca de mí. Yo se lo recomiendo a todo el mundo, pero siempre haciendo saber que es algo arriesgado, que está lleno de sorpresas, que requiere mucho esfuerzo, pero que también tiene una parte muy positiva que a veces compensa todo, y si estás dispuesto a esto, puedes ser emprendedor.

2º.- ¿Viven mejor los emprendedores?

Depende mucho de que emprendedor seas. Cuando tus ideas, tu tiempo y tu dinero están implicados en el nuevo proyecto por el que estas apostando, no es que se viva cómodamente. Pero creo que hasta que se consolide tu proyecto o empresa, como en todos lados, los comienzos son difíciles. Respecto a las ideas, tengo que decir que soy de las personas que no puedo quitarme un proyecto de la cabeza hasta que no lo tengo claro y eso también es un desgaste diario hasta poner todo en orden y saber que saldrá adelante.

También es complicado cuando tienes que contar con la gente y esta no responde en la medida que tú esperas. Creo que para mí es la peor parte. Es lo que más intranquilidad me da y lo que me tiene expectante hasta que veo que todo sale bien.

No sé si vivo mejor que alguien que trabaje por cuenta ajena, pero lo que sí puedo asegurar es que me gusta mucho hacer las cosas a mi manera y eso me hace feliz.

Formar parte de lo que ahora es mi realidad laboral solo me ha dado satisfacciones y tener la oportunidad de conocer gente estupenda que está dispuesta a ayudar, a veces solidariamente, en los tiempos que corren.

Disfruto de la mañana a la noche con lo que hago, desde que surge la idea, hasta la finalización del producto.

Creo que lo que más me motiva es que todos los pasos que se dan tienen que pasar por mis manos y creo que al principio, esa es una de las razones del éxito de tu propia empresa. Si las circunstancias lo permiten, tienes que encargarte de todo, tener una visión global, hasta que la idea que tienes en mente tome forma, y pienso definitivamente que la parte creativa es la que más me gusta.

Otra parte es la económica… hasta que el negocio llega a ser rentable pasa bastante tiempo, por eso decidí hacer una inversión mínima y no morir en el intento. En mi caso ha dado resultado.

3º.- ¿Tuviste escusas para no emprender antes?

No lo diría así, simplemente las circunstancias no eran propicias en los años en que comencé a trabajar. Con 21 años no te planteas tener tu propia empresa, pero si era consciente de que no me gustaba trabajar para otros. Tenía mis propias ideas de cómo había que hacer las cosas y eso es difícil de poner en práctica en una gran empresa donde solo eres uno más. Creo que he tenido cierta intuición de cómo había que hacer las cosas para mejorar, llegar al cliente y hacer del marketing algo cercano a mí.

Aprendí mucho trabajando casi cinco años en grandes firmas de ropa y en centros comerciales. Pero cuando llevaba tan solo un par de años ya so;aba con montar algo propio. Una tienda, pensaba yo. Una franquicia estaría bien. Pero después de mucho buscar me di por vencida, nada estaba dentro de mis posibilidades de inversión.

Yo seguía dándole vueltas a qué tipo de negocio podía ser el mejor, y como ya explique en la introducción, todo vino como por sorpresa.

Pero tengo que decir que me creo capaz de identificar las oportunidades que aparecen en mi camino, y por supuesto aprovecharlas. Es lo que hago ahora, con mi peque;a empresa y espero hacerlo por mucho tiempo. Hay veces que las ideas me surgen de una forma espontanea, y yo tomo nota y espero a que les llegue su momento. Pues eso hago yo, ahora es mi momento.

4º.- ¿Qué es lo que más valoras de tu vida como emprendedor?

Ser yo. Poder trabajar de lo que más me gusta, que mis esfuerzos sean recompensados y que mí día a día pueda estar lleno de cambios y no tenga que caer en la monotonía. Yo manejo mi tiempo.

Pertenecer al mundo del emprendedor tiene muchas cosas buenas, como por ejemplo tener la oportunidad de hacer esta entrevista para vosotros.

Dedicar mi vida a algo que siempre alegra a la gente. Mis productos suelen ser para regalar, para estrenar algo, para combinar con un outfit y eso hace feliz a mis clientes.

Todo lo que vendo son piezas hechas a mano por mí, son diseños que salen de mi imaginación y eso es muy satisfactorio.

El cliente me hace muy feliz,  esto es una motivación diaria. Me mandan fotos con mis complementos puestos que después yo publico en Facebook y en el blog.

La familia, siempre se siente orgullosa de ti cuando consigues algo por méritos propios. Yo la tengo lejos, en Puerto Rico, pero sus mensajes positivos llegan a diario como si vivieran aquí.

Y estas cosas pasan cuando eres emprendedora…

Algo muy importante para mi es la formación.  Soy partidaria de hacer cursos formativos para poder estar en cada punto de la cadena del proceso de un pedido.

Es maravilloso poder hacer lo que vendes, aprender técnicas nuevas y perfeccionarlas. Esto se consigue a través de los profesionales del sector, que a su vez pueden ser emprendedores.

Trabajar en mi propia casa es todo un lujo, nosotros vivimos cerca del campo y de la playa. Tengo un pequeño taller en la buhardilla, desde donde salen todas mis creaciones.

Además de ser muy cómodo me da la posibilidad de estar al cuidado de los perros y de la casa. Para mí eso no tiene precio.

He llegado a la conclusión respondiendo a estas preguntas, que valoro muchísimo ser emprendedora y sobre todo mi trabajo.

5º.- ¿Qué le recomendarías a alguien que se está pensando empezar a emprender?

¡Que lo intente!

Tiene que ser una persona positiva, con ganas de trabajar, con ideas y tener alta la autoestima.

En el mundo del emprendedor todo cuenta, pero no todo vale.

Que escuche los consejos de la gente pero que no le influyan a la hora de tomar las decisiones. Cuando estás seguro de lo que quieres, es más fácil proyectarlo para que salga bien.

Hay que ser positivo, rodearte de gente implicada en el proyecto que sea de tu confianza y que tenga algo que aportarte. En mi empresa solo somos dos personas, mi marido que se encarga de la parte administrativa y yo. Pero me planteo que en un futuro, si la empresa crece, tenga que contratar a alguna persona. Eso sería estupendo, además de ser emprendedora, poder dar trabajo.

Información. 

Hay mucha información para ayudar al emprendedor, y tener en cuenta las redes sociales, prensa y televisión. Nunca sabes dónde está la clave que te haga llegar al convencimiento de que tú puedes ser ese emprendedor del que hablan.

Hace unos días participe en un congreso de emprendedores “Emprende SM” celebrado en Málaga, la ciudad donde vivo. Conocía a algunos de los ponentes, pero el asistir a sus charlas y mesas redondas me ha enriquecido mucho. He podido comprobar la profesionalidad, experiencia y valores que pueden aportar a personas que estamos empezando, como yo.

El resultado ha sido muy positivo y he salido con ideas renovadas.


Comments are closed.