¿Cómo funcionan los comparadores de precios?

0


¿Cómo funcionan los comparadores de precios? - Diario de EmprendedoresDesde que la crisis llegó a España, y debido al crecimiento y continua expansión del comercio on-line desde hace mucho tiempo, y en especial durante el confinamiento de 2020, los comparadores de precios se han impuesto como una de las herramientas más útiles y valoradas por los compradores.

Comparadores de precios como tiendas.com se han extendido con tanta rapidez que se han vuelto algo de uso cotidiano, y resultan algo que no se puede ni debe pasar por alto ni como compradores, ni mucho menos aún como tienda online.

¿Qué hace un comparador de precios?

El nombre es bastante claro de por sí: se trata de plataformas en las que es posible buscar un determinado producto en tiendas online, de forma que muestre las distintas plataformas que lo ofrecen y bajo qué precios y condiciones.

De esta forma, el comprador puede encontrar vendedores y plataformas que de otra forma no conocería, y asegurarse así de comprar el producto que necesita al mejor precio disponible.

Existen comparadores de precios de carácter general, que abarcan todas las fuentes posibles, y otros más especializados, los comparadores de sector o de nicho, que operan solo en un sector muy determinado de mercado.

Dado que la venta online es cada vez más habitual y que la red ofrece una enorme cantidad de posibilidades a un cliente que, por otro lado, también es cada vez más exigente, el comparador se vuelve una herramienta vital para realizar una compra inteligente.

Beneficios de un comparador de precios

Para el cliente, el beneficio del uso de un comparador de precios es evidente: encontrar la mejor oferta existente para un producto determinado.

Para el eCommerce los beneficios son también múltiples, pero vale la pena desglosarlos en mayor detalle.

Por un lado, resulta una fuente de visibilidad y de tráfico de visitantes y, según la estadística, una de las que mayores posibilidades de compra ofrecen, además.

Al fin y al cabo, se está atrayendo a un visitante que ya está interesado de antemano en el producto.

Proporciona, además, una vista general de cuáles son los productos más demandados o buscados, ya que la mayoría de comparadores cuentan con rankings de popularidad.

Esto permite que la empresa se adapte mejor a las demandas del mercado, además de ponerla en contacto con sus competidores, algo vital para poder mantenerse competitiva ella misma.

CPC o CPA

Cuando una tienda online busca posicionarse en un comparador de precios, puede optar por dos modelos de servicio: CPC y CPA.

En el modelo CPC, la empresa paga al comparador por cada clic que los visitantes hacen para ir a la tienda online.

Este tipo de relación es una especie de subasta, en la que cuanto más se paga por clic, más arriba estará la tienda entre los puestos del buscador. Resulta especialmente útil para tiendas online con productos difíciles de posicionar.

En el modelo CPA, en cambio, se paga a la plataforma comparadora un determinado porcentaje del precio de cada venta. A cambio, no se hace necesario pagar por el posicionamiento, que dependerá de las características del portal y del propio producto.


Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Diario de Emprendedores
Finalidad: moderación de comentarios
Destinatarios: no se comunicarán datos a terceros
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.