Los emprendedores Ignacio Quílez y José Manuel Muñoz crean la primera caldera de condensación de biomasa

0


Los emprendedores Ignacio Quílez y José Manuel Muñoz crean la primera caldera de condensación de biomasaPara encontrar proyectos novedosos, únicos y llamativos, no hace falta viajar hasta Estados Unidos, ya que en España contamos con fantásticos empresarios.

En este blog nos encanta hablar de ellos, y hoy es el turno de los emprendedores aragoneses Ignacio Quílez y José Manuel Muñoz, quienes se han encargado de la creación de la primera caldera de condensación de biomasa.

Un producto de lo más novedoso que, como bien afirma el emprendedor Ignacio Quílez, «es una caldera completamente diferente a lo que hay en el mercado.

Y es que hemos desarrollado  un intercambiador de calor con tubos curvos. El resto de calderas de biomasa funcionan con tubos rectos».

¿Cómo nació la primera caldera de condensación de biomasa?

Hace solo un año, estos dos emprendedores aragoneses decidieron darle vida a su propia empresa. Un proyecto llamado Biocurve que nació después de que la compañía Álvarez Beltrán, distribuidora de material eléctrico, cerrase sus puertas.

«El cierre de Álvarez Beltrán es lo que nos empujó a formar la empresa. La crisis nos ha decidido a lanzar el proyecto», ha manifestado Ignacio Quílez.

En la actualidad, Biocurve se centra en el diseño, la fabricación y la comercialización de calderas.

Los emprendedores Ignacio Quílez y José Manuel Muñoz crean la primera caldera de condensación de biomasa

Una caldera con grandes prestaciones

La creación de la empresa Biocurve ha permitido que estos emprendedores aragoneses hayan podido dar vida a la primera caldera de condensación de biomasa.

Una de las calderas con mejores prestaciones de todas las que existen hoy en día que, además, ha sido certificada por el laboratorio más prestigioso del país.

Un proyecto emprendedor en crecimiento

Los emprendedores Ignacio Quílez y José Manuel Muñoz no solo han alcanzado el éxito creando un producto único.

También se han dado cuenta de lo importante que es crecer y avanzar para seguir cosechando triunfos.

Es por ello que Biocurve ya distribuye sus productos en varios puntos de España, como son Aragón, el País Vasco, La Rioja, Burgos, Lérida y Navarra.


Comments are closed.