Ellos han alcanzado el éxito. ¡Tú también puedes conseguirlo!

0


Emprendedores de éxito

Esfuerzo, perseverancia, ilusión y… ¡éxito! Estas son las palabras que mejor conocen los emprendedores que queremos presentarte hoy, unas personas que han sabido sacarles partido a sus grandes aficiones y que han llegado a convertirlas en su trabajo, en su empresa y en su forma de triunfar. ¿Quieres conocerles y ver que tú también puedes conseguir ser un gran emprendedor?

Wayne Hoffman, amante de la magia psicológica

Siendo solo un niño ya lo pasaba en grande con un juego de magia que le regalaron por Navidad. Y hoy, con 30 años y tras estudiar la carrera de psicología, Wayne Hoffman disfruta al máximo realizando espectáculos de magia y mentalismo en todo el mundo, lo que le ha llevado a tener un éxito tan grande que, hoy en día, puede presumir de ganar un mínimo de 4.000 dólares por cada uno de sus shows.

Jonathan Lockwood y su maravillosa voz

Con solo 17 años ya trabajaba en la radio como disc-jockey y poniéndole la voz a anuncios de pequeñas empresas locales. De este modo, Jonathan Lockwood fue cambiando de emisora hasta que, a los 32 años, decidió montar su propio estudio de grabación en casa. Hoy en día, es la voz en off de multitud de anuncios de todo tipo y, por una cuña de 30 segundos, cobra un mínimo de 100 dólares. Además, trabaja desde su casa y no invierte más de 20 horas a la semana en ganarse la vida con algo que le apasiona.

Kevin Foster te ayuda a reparar tu crédito

Al intentar comprar un coche, el vendedor le dijo a Kevin Foster que nadie le financiaría un préstamo si antes no conseguía limpiar su crédito, el cual tan solo era de 460 puntos. Por ello, se puso en contacto con una empresa que se encargara de llevar a cabo esta función, la cual consiguió que la cifra subiera  hasta alcanzar los 780 puntos.

Tres años más tarde, este emprendedor empezó a interesarse por las reparaciones de créditos y, tras asistir a varias conferencias y talleres sobre esta temática, montó su propia empresa con un capital inicial de tan solo 1.000 dólares en un despacho de su propia casa para crear una entidad que hoy le proporciona unos beneficios de más de 100.000 dólares anuales.
Para Vender Más!


Comments are closed.