De ser despedido varias veces a multimillonario: la historia de Mark Cuban

0


De ser despedido varias veces a multimillonario: la historia de Mark CubanA los 61 años de edad, Mark Cuban, el famoso emprendedor conocido por sus logros que actualmente trascienden por todos los campos del mundo business, está valorado a unos 4,3 mil millones de dólares estadounidenses, según Forbes.
Cuban es el dueño del equipo de baloncesto los Dallas Mavericks de la NBA y uno de los jueces en la serie de televisión “Shark Tank” donde invierte miles de dólares en startups para ayudar a otros emprendedores alcanzar el éxito.
Además, Cuban fue nombrado como CEO del año en 2011 por D Magazine. Sin embargo, en un escrito a Forbes, Cuban admitió que no ha sido así de exitoso toda su vida.
De hecho, tan solo unos años atrás, Cuban era un joven como todos los demás, un estudiante de universidad sin dinero y, sorprendentemente, alguien a quien le costaba mantener el puesto de trabajo.
En un episodio de “Shark Tank” en 2017 dijo que una vez dimitió o fue despedido tres veces seguidas. A pesar de ello, Cuban siempre guardaba unas ganas de emprender, algo que al fin y al cabo lo guió al éxito.
Cuban se graduó de la universidad de Indiana en 1981 con la licenciatura en science y especialidad en management. Tras graduarse, Cuban empezó a trabajar en Mellon Bank en Pittsburgh, Pennsylvania. Fue él mismo quién cambió por completo el proceso de operaciones de la empresa, de papel a sistemas informáticos en los ordenadores.
Mientras trabajaba en Mellon Bank, Cuban dio comienzo a un mini-proyecto dentro de la propia empresa. Se trataba de tener un boletín informativo y un grupo “happy hour” en el cual los empleados más jóvenes de la empresa pudieran tener fácil acceso de comunicación con los ejecutivos de altos cargos de la empresa.
Pese a la buena intención de Cuban, al jefe de éste no le gustó para nada esta iniciativa. “Me dijo que nunca podía actuar por encima de él o sino me aplastaría,” explicó Cuban por escrito a Forbes. “Fue en ese momento que me di cuenta que me tenía que ir de allí.”
Después de ese disgusto, Cuban decidió regresar a Indiana. Una vez allí, se puso a trabajar para una franquicia llamada Tronics 2000 que reparaba televisiones.
Poco después dejó este trabajo y volvió a cambiar de ciudad, esta vez se mudó a Dallas, Texas a un apartamento de tres habitaciones y el cual debía compartir con otras cinco personas.
En ese entonces Cuban tenía tan solo 24 años, era aún muy joven. Tampoco tenía dinero, de modo que tomó la decisión de empezar a emprender, una decisión que hasta día de hoy recuerda como la mejor de su vida.
Su primer negocio consistió en vender leche en polvo. Desafortunadamente, su primer intento de emprender no resultó del todo como él lo imaginaba. “Sinceramente pensaba que ese negocio iba a arrasar, pero solo duró unos minutos.” dijo Cuban.
El fracaso de su primer negocio lo desilusionó un poco e hizo que volviera al mundo del trabajador.
Encontró empleo en una empresa de software para PCs que se llamaba Your Business Software. Cuban contó a Forbes que su sueldo era de 18,000 dólares anuales además de una comisión extra.
Pero, como era de esperar, Cuban tampoco duró mucho en esa empresa.
“Aproximadamente nueve meses desde que empecé a trabajar en esa empresa, se me presentó la oportunidad de conseguir una venta de 15,000 dólares.
Eso me hubiera dado una comisión de 1,500 dólares, lo cual era mucho. Me hubiera permitido mudarme a otro apartamento y quizás tener una cama para mi mismo.”
Mark Cuban le dijo a su jefe, el CEO de la compañía, que iba a cerrar el acuerdo durante su horario de trabajo y que alguien lo cubriría cuando estuviera fuera.
Su jefe le dijo que no fuera, pero Cuban, entusiasmado por la oportunidad y pensando que con el cheque podía llegar a impresionar a su jefe, fue a ver al cliente. 
“Pero cuando regresé a la oficina, me despidió al instante porque lo desobedecí” escribió Mark Cuban
Aunque Cuban salió perdiendo, él considera que ese fue el factor más determinante en su vida como emprendedor. Decidió montar una empresa de consultoría de PCs, la cual llamó MicroSolutions y la que finalmente vendió a CompuServe por 6 millones de dólares en 1990.
Viendo el éxito que tuvo su segundo negocio, Cuban se embarcó en otro proyecto en 1995. Se asoció con dos antiguos amigos de la universidad y juntos fundaron Broadcast.com, una compañía de radio en el Internet que cuatro años después fue comprada por Yahoo! por 5,7 mil millones de dólares.
En el año 2000, el comienzo de una era prometedora para todos, Mark Cuban compró gran parte de los Dallas Mavericks, el equipo de baloncesto de la NBA.
Finalmente, en su libro que publicó en 2011, “Cómo Ganar en el Deporte de los Negocios: Si Yo Puedo Hacerlo, Tú Puedes Hacerlo”, Cuban escribió: “No importa cuantas veces fallas.
En los negocios, para tener éxito, solo tienes que acertar una vez. Una sola vez y ya lo tienes para toda la vida. Esa es la belleza del mundo de los negocios».


Comments are closed.