De una multinacional a su propia empresa: Leo Pera, Director General de Open-Ideas


Leonard Pera es fundador y Director General de Open-Ideas, empresa dedicada al ecommerce y al social commerce. Executive MBA por el IE Business School y Licenciado en Dirección de Empresas por la Universidad Autónoma de Madrid.

Postgrado en Comercio Electrónico por ESIC, en Comercio Internacional por la Cámara de Comercio de Madrid y en Unión Europea por la Escuela Diplomática.

Leonard ha liderado equipos comerciales en multinacionales del sector TIC como Telefónica y Deutsche Telekom.

Miembro del CATSI Consejo Asesor del Ministerio de Industria, como experto de reconocido prestigio. Leonard Pera preside la Comisión Internacional de la Asociación de Usuarios de Telecomunicaciones es Miembro del Claustro de la Cátedra de Comunicación Estratégica Responsable del IE Business School. Leonard Pera escribe de forma habitual en medios del sector y es conferenciante en eventos de referencia. Su blog en www.leonardpera.es

Where there is a will, there is a way.

¿Qué te llamó la atención de ser Emprendedor?

Yo siempre había trabajado por cuenta ajena pero los años de mayor realización profesional fueron los que me encargaron liderar la implantación de  ICSS Deusche Telekom en España, así trabajaba para una gran empresa pero de hecho fue como si creara mi empresa, pedimos la licencia, cree mi equipo como mejor me pareció e iniciamos todo desde cero. Ahí fue donde descubrí que crear, emprender era algo muy enriquecedor.

¿Viven mejor los emprendedores?

Pues  depende de quienes. Yo desde luego vivo feliz. Siendo emprendedor te organizas tú mismo tienes más flexibilidad pero desde luego tienes toda la presión y la responsabilidad. Es algo que no acaba nunca, ni cuando sales de la oficina ni  los fines de semana. Cuando algún amigo me ha dicho que vivía muy bien yo le contestaba que por supuesto pero que si él pensaba que podría aguantar mi trabajo. Me dijo que ni una semana. Así pues depende de cada uno. NO creo en los trabajos buenos o malos, creo en los trabajos que se adapten a las fortalezas de cada uno y desde luego creo que la actitud lo es todo. Tu creas tu realidad.

¿Cuáles fueron las excusas que encontrabas para no emprender antes?

Bueno, tenía un trabajo muy enriquecedor, bien remunerado y que me daba muchas oportunidades. Luego cuando la situación fue empeorando casi ni me daba cuenta. Era como la rana a la que le van calentando el agua y se quema sin darse cuenta. Cuando metes a una rana en agua hirviendo salta y se salva. Si lo haces poco a poco no se da cuenta y muere. A mí me estaban calentando el agua y no me daba cuenta… Por suerte me despidieron y ese fue el inicio de mi renacer.

¿Qué es lo que más valoras de tu nueva vida como Emprendedor?

La capacidad de crear, de hacer que las cosas pasen. Por suerte estamos en un sector en el que ayudamos a muchas empresas a meterse en un mundo para ellas desconocido e inquietante como el de Internet. Para mí el ayudarles  a crecer a generar valor es algo muy enriquecedor. Además al tener clientes de los sectores más diversos nos metemos en infinidad de mercados, de esa manera se aprende mucho y eso me gusta.  Otro factor que no quiero dejar de mencionar es que da gran satisfacción saber que varias familias viven gracias al proyecto que has iniciado. Esa capacidad de generar empleo, en los tiempos que corren, es para mí un valor en sí mismo.

¿Qué le recomendarías a alguien que se esté pensando el empezar a emprender?

Que valore que es lo que está dispuesto a hacer. Mucha gente cree que la voluntad es desear algo. Yo creo que no. Con desearlo no basta. ¿Qué estás dispuesto a hacer para conseguirlo? Mi amigo Manolo decía que para ser bueno en cualquier cosa hacen falta 5000 horas, para tocar el piano, para aprender un idioma o desde luego para crear una empresa. Mucha gente piensa que las cosas se consiguen sin esfuerzo. Yo creo en la voluntad, la capacidad y desde luego la determinación.

¿Qué éxitos has conseguido como emprendedor?

No todo han  sido éxitos y el primer proyecto que emprendí acabó mal. De todo se aprende. Ahora estoy feliz de haber creado una empresa que está ayudando a muchas otras a crecer, de crear empleo, de generar valor y de ayudar a la creación de la sociedad de la información y el conocimiento. Me encanta pensar que contribuimos a hacer un mundo más interconectado y más pequeño.

Social tagging: > > > > > > >

Deja un comentario