Emprendedor: ¿Cómo tener una idea genial?


Creativity-2.1754358_std

Eres emprendedora. Soñabas con poner en marcha tu propio negocio y lo hiciste. Trabajaste duro y bien y empezó a funcionar. Y continuó funcionando bien durante un tiempo. Pero ahora sientes que estás estancada, que tu empresa necesita “algo” para mejorar y no sabes qué es. Lo intentas como siempre has hecho pero no se te ocurre nada, no llegan las ideas como solían llegar antes. Y sientes que debes dar un paso adelante, más grande si cabe que los que ya has dado en el pasado, para asegurar la supervivencia de tu empresa.

Y para esto necesitas una idea genial. Y para ayudarte en ello queremos darte algunas pistas para poner en marcha el proceso creativo. Necesitas romper las barreras mentales que se han instalado en el cerebro y el primer paso es darse cuenta que las ideas revolucionarias no siempre tienen que llegar en un golpe de inspiración divina. Se puede fomentar y alimentar esa inspiración de la siguiente manera:

1.- Convéncete de que “puedes” tener una gran idea. Esto es difícil pero el mero hecho de que te hayas dado cuenta de que necesitas un gran avance significa que tu cerebro es capaz de crear uno. Tu “sensación” de que algo va mal y que debes hacer algo para solucionarlo de manera más creativa es una señal segura de que tu cerebro está preparado para encontrarlo. Lleva las ideas más allá de los límites habituales y de tu “zona de confort” mental.

2.- Empieza de cero. Para solucionar las cosas del presente debes olvidarte de cómo has hecho las cosas en el pasado. Deseas encontrar una nueva manera de conseguir tus objetivos y para ello debes liberarte de cómo lo has estado haciendo hasta hoy porque “eso” ya lo sabes, “eso” ya lo has hecho y ya no funciona como antes. Necesitas otra cosa.

3.- Abraza lo desconocido. En la mayoría de los casos solemos trabajar mejor cuando nos encontramos en un lugar que nos es familiar y tenemos nuestras herramientas a mano. Sin embargo, y puesto que estás atravesando un bache y necesitas un gran avance, todo tu entorno puede limitar tu creatividad ya que el cerebro asocia este entorno con todas las cosas que has hecho y los pensamientos que has tenido en el pasado. Por tanto, debes salir de la ubicación física donde te sientes cómodo y seguro y buscar un lugar donde puedas sentarte y pensar sin ser interrumpido. Y deja el ordenador o tableta y saca papel y lápiz.

4.- Escríbelo todo. Ponte a pensar y escribe todo lo que te venga a la mente acerca de cómo llegar a lo que estás buscando. No filtres ahora nada, deja que fluyan las ideas por “locas” o inapropiadas que parezcan.

5.- Y ahora selecciona lo mejor de tus ideas. En este momento tienes una lista de nuevas ideas, muchas de ellas sorprendentes incluso para ti. Quizás pensabas que debías sacar un nuevo producto y ahora te sale que lo que debes lanzar es un nuevo servicio, o has encontrado un nuevo segmento de mercado. Selecciona la mejor de tus ideas y ponla en marcha.

Ahora nada puede detenerte!

Social tagging: > > > > > > > > > > >

Comments are closed.