Entrevista a Cristina Rodríguez, fundadora de la startup de cuentos personalizados Mumablue


Entrevistamos a Cristina Rodríguez, fundadora de la exitosa startup de cuentos personalizados MumablueA pesar de que nació en septiembre de 2015, la startup española Mumablue ya es todo un éxito debido a que ha vendido más de 6.000 cuentos personalizados.

Y todo gracias al esfuerzo, la labor, el optimismo y la ilusión de los emprendedores Cristina Rodríguez y Manuel Córdoba, dos empresarios centrados en la creación de historias personalizadas con el nombre del niño o niña al que se dirige el relato que, además, permiten elegir la apariencia física del protagonista con el fin de que se parezca lo máximo posible al peque que recibirá la historia.

Las cualidades de Mumablue han permitido que la startup ya haya vendido miles de cuentos personalizados. Por eso hoy entrevistamos a Cristina Rodríguez, fundadora de este bello y mágico proyecto emprendedor.

Entrevista a Cristina Rodríguez, fundadora de la startup de cuentos personalizados Mumablue

¿Qué te llamó la atención de iniciarte como emprendedora? ¿Naciste o te hiciste emprendedora?

Es verdad que siempre he sido bastante creativa y he tenido la inquietud de crear proyectos propios, de hecho esta es la tercera vez que emprendo. Como se suele decir, a la tercera va la vencida.

En ocasiones he tenido esa inquietud al tener jefes poco abiertos a escuchar propuestas innovadoras o, simplemente, al expresar mi opinión cuando veía que algo era un error y aún así esperaban a darse de bruces contra el suelo. Por eso creo que los jefes autoritarios son un gran error para las empresas.

Pero lo que realmente te empuja a emprender de verdad, y con de verdad me refiero a con toda la carne puesta en el asador, en la mayoría de casos que conozco y el mío propio, es la necesidad. No es lo mismo emprender porque te apetece, donde muchos empiezan en sus ratos libres mientras tienen un sueldo y trabajo estable que cuando te han ofrecido un ascenso y en cuanto se enteran de que estás embarazada, te despiden.

De pronto te ves con la moral por los suelos, sin trabajo y con una criatura en camino. Ahí tienes dos opciones: o tirar para adelante como una luchadora o quedarte en casa con una depresión de caballo. Yo elegí la primera opción, porque además de ser de las que siempre ven el vaso medio lleno, tengo la suerte de contar con un marido maravilloso que me ha apoyado y me apoya siempre en todo, y ese todo es de verdad de la buena.

Por suerte, él ha sido quien ha mantenido la familia a flote con su trabajo mientras yo me adentraba en el arte de aprender a emprender. Y ahora que paso muchas horas fuera de casa, se encarga más tiempo de la crianza de nuestras ya dos hijas.

Entrevistamos a Cristina Rodríguez, fundadora de la exitosa startup de cuentos personalizados Mumablue

¿Crees que viven mejor los emprendedores?

Esto sin duda es una pregunta trampa, jeje. Hay muchas clases de emprendedores, los que se la juegan todo a una carta como en mi caso y sale bien. Los que levantan rondas de inversión con una simple idea sobre papel y mientras echan a andar están respaldados cobrando un sueldazo y los que lo intentan y les sale mal.

En cualquier caso, siempre te la juegas y la adrenalina está asegurada. Yo al principio trabajaba muchísimas horas y no veía un duro, ahí vivía mal con mucho estrés. Ahora que por fin tengo un sueldo y estoy empezando a recoger los frutos, comienzo a respirar y por tanto vivo mejor. Pero los que realmente viven bien son los que van de startup en startup levantando rondas de millones de euros de inversión.

¿Si hubieras podido, habrías empezado antes como emprendedora?
Como he comentado antes, esta es la tercera vez que emprendo y eso me ha dado mucha experiencia necesaria para emprender con éxito. Lo importante es buscar al socio adecuado, no perder el foco y subir la apuesta en el momento adecuado para crecer.

Creo que Mumablue son muchas cosas que no podría haber sido si hubiese emprendido antes. Porque nace de mi sensibilidad como madre, de la necesidad de un producto que yo misma quería tener. Y en ese momento justo es cuando me propuse crear el mejor cuento para los niños como herramienta educativa para los papás.

Recuerda que podrás conocer mejor la startup de cuentos personalizados Mumablue accediendo al post titulado La startup de cuentos personalizados Mumablue vende 6.000 libros en 4 meses.

Social tagging: > > > > >