El caso No+Vello: un éxito en el mundo de la belleza


El caso No+Vello: un éxito en el mundo de la bellezaLa franquicia de belleza líder en España lleva por nombre No+Vello, una enseña que nació en 2007 con el claro propósito de democratizar el acceso a la depilación duradera con unos precios muy competitivos.

Así, con una primera tarifa plana de 30 euros por sesión, la firma revolucionó el panorama de la industria estética en el país, creó tendencia y comenzó un acelerado proceso de crecimiento.

Quizás dicho proceso fue tan rápido que, con la caída del consumo a comienzos de 2011, la enseña se vio obligada a cerrar algunos establecimientos y volverse más selectiva en su proceso de selección de franquiciados.

Y es que, según explican desde la marca, “entró todo el mundo, y algunos con poca profesionalidad”. No obstante, señalan también que la particular coyuntura de los años previos a la crisis les supuso “el beneficio de crecer rápido en España”, y eso les facilitó “un impulso internacional”.

Sin embargo, la compañía supo prever esta necesidad de cambio con suficiente antelación. Actualmente, se encuentra en su momento de mayor crecimiento y en su etapa más sostenible gracias a un modelo “de rentabilidad infalible, que necesita muy poca inversión comparado con otras franquicias, como, por ejemplo, la hostelería”, explica José Luis Ruiz, director de expansión de la compañía.

Una evolución digna de estudio

Con más de 1.000 centros repartidos en 17 países de todo el mundo, su caso es ahora digno de estudio, tal y como nos cuentan desde de marca: “tuvimos al comienzo un crecimiento brutal con una apertura de centros muy alta. Algunos centros son tan rentables que se hace un boca a boca muy importante a nivel de clientes y franquiciados. Hasta nos llaman ahora las universidades para estudiar nuestro caso”.

Su capacidad para salir indemnes de la crisis y fortalecer un modelo de negocio que ha llegado ya a su décimo aniversario, se debe a su compromiso con sus clientes, a su temprana capacidad de actuación y a la calidad de los servicios ofrecidos, tanto de depilación con Luz Pulsada Intensa, como sus tratamientos faciales, corporales y cosméticos.

El caso No+Vello: un éxito en el mundo de la belleza

Pero si hay algo que caracterice el savoir faire de esta marca líder en su campo, es la excelente formación a sus franquiciados. Desde la marca aseguran que cualquiera puede ser capaz de abrir su centro No+Vello, ya que la enseña es la primera interesada en el triunfo de cada uno de sus socios: “nosotros damos una formación de una semana con aspectos básicos y el programa de gestión. Además, ante cualquier problema siempre hay un teléfono de atención al franquiciado”.

La inversión necesaria es también baja. Con un mínimo de 15.000 euros se inicia una franquicia, puesto que la empresa se encarga de financiar el 50 % restante sin intermediación bancaria.

Con esta cantidad se asegura todo: “equipamiento, mobiliario, marketing, formación,… para recuperar la inversión en torno a un año después”.

No+Vello ha supuesto, sin duda alguna, un avance en el paradigma de las franquicias. Su capacidad de innovación ha llevado a una nueva etapa más sostenible a este modelo de negocio para convertirlo en una oportunidad de crecimiento y creación de empleo, con unos controles rigurosos, profesionales y responsables.

Social tagging: > > > > > >

Comments are closed.