Crowdequity, el método de financiación alternativo para emprender


Crowdequity, el método de financiación alternativo para emprenderLa financiación es clave para cualquier empresa. Poder recurrir a uno o varios canales de manera rápida y con garantías es fundamental sea cual sea su tamaño y los productos o servicios que ofrezca.

Y es así porque la ausencia de músculo económico corta las alas a cualquier negocio que quiera consolidarse o ampliar su capacidad.

La falta de liquidez suele perjudicar al crecimiento de departamentos como el de marketing y comunicación, área que suele ser la más afectada en periodos de escasez financiera.

Aunque en la actualidad la financiación bancaria se está reactivando ligeramente, tras este periodo de crisis económica global paralelamente se han ido consolidado otras formas de financiación como métodos fiables y ágiles para startups o medianas empresas.

Hablamos del crowdequity, por ejemplo, donde los empresarios pueden acudir a buscar recursos económicos de particulares e inversores gracias a una plataforma especializada que gestiona las operaciones.

Crowdequity, el método de financiación alternativo para emprender

En concreto se reúne a instituciones o particulares con ahorros que exploran oportunidades de inversión con pymes o startups con necesidades económicas.

No se debe confundir con la alternativa conocida como crowdfunding que a cambio de la aportación, la persona recibe una compensación en especie. Con el crowdequity el participante entrará a formar parte del capital de la empresa como socio directamente.

Este sistema cuenta con muchos defensores en ambas partes de la relación. Los emprendedores no tienen que enfrentarse a los costosos o dilatados procesos de la tradicional financiación bancaria y los participantes se benefician de oportunidades de negocio sin los perjuicios de ser socio activo de una empresa y su implicación en la toma de decisiones.

Crowdequity, el método de financiación alternativo para emprender

Gracias al acceso a toda la información necesaria para conocer el estado financiero del proyecto, podrán invertir en empresas a cambio de participaciones, porcentaje de beneficios o de facturación.

Es por ello que tanto pequeños como grandes inversores confían cada vez más en estas plataformas de encuentro para participar en rondas de financiación, como reflejan las gráficas del sector.

En España, por ejemplo, esta confianza se debe a una ley reguladora de la actividad de estas plataformas que certifica que las operaciones que allí se realicen cuentan con todas las garantías financieras y jurídicas necesarias, animando así estas rondas de financiación.

Así estructuras on-line de financiación como CapitalCell, La Bolsa Social o Crowdcube cuentan con estructuras legales y transparentes que se presentan como la solución alternativa de crecimiento para las redes empresariales más innovadoras.

Hablamos de plataformas tan eficaces como la citada Crowdcube por ejemplo, capaz de cerrar en seis días una ronda por valor de 450.000 euros para una empresa especializada en drones.

Como dato práctico cabe añadir, por último, la posibilidad con la que cuenta cualquier inversor en participar en una ronda aunque sea fuera de su territorio nacional.

Crowdequity, el método de financiación alternativo para emprender

En el caso de estar interesado en invertir en un proyecto lanzado desde una plataforma instalada en España, por ejemplo, el particular o persona jurídica solo debe contar un NIE o CIF respectivamente, registrándose con esa identificación en la plataforma elegida de una forma sencilla.

Es por tanto que, como nuevo sistema de financiación, el crowdequity parece presentarse como una vía atractiva para una persona interesada en participar en nuevas ideas o negocios que, gracias a las nuevas tecnologías y a la colaboración financiera, se consolida año tras año.

Social tagging: > > > > > > > > >

Comments are closed.